Corresponde a un aumento de volumen de la próstata producto de un crecimiento de las células glandulares, siendo la enfermedad prostática más frecuente, y la principal causa de obstrucción urinaria baja. Su aparición está directamente relacionada a la edad, afectando a alrededor del 50% de los pacientes de 50 años y aumentando un 10% con cada diez años. Aproximadamente la mitad de los pacientes con HPB van a presentar sintomatología urinaria baja en grado moderado a severo.

La evolución natural de la obstrucción urinaria baja producida por hiperplasia prostática benigna no tratada, consiste en la inducción de hiperplasia microscópica que va a desarrollar un aumento del volumen prostático, el cual comienza a presionar y contraer la uretra generando obstrucción a la salida de la orina. Inicialmente se ponen en marcha algunos mecanismos compensatorios como el engrosamiento de la pared vesical que permite generar una mayor fuerza de contracción de la vejiga logrando un vaciamiento adecuado en forma transitoria; sin embargo estos mecanismos compensatorios se ven sobrepasados por la progresión de la obstrucción generando las complicaciones de la uropatía obstructiva como pseudodiverticulos y cálculos de la vejiga, sangrado, infección y compresión de los uréteres con el desarrollo de insuficiencia renal.

enfermedad 01

Diagnóstico

La hiperplasia prostática benigna puede producir síntomas urinarios bajos irritativos u obstructivos:

Síntomas Irritativos

  • Aumento de la frecuencia diurna: definido como la sensación de orinar muy seguido durante el día. Reemplaza el antiguo término de poliaquiuria.
  • Nicturia: definido por el paciente como la necesidad de despertarse una o más veces para orinar.
  • Urgencia: corresponde al deseo imperioso y repentino de orinar que es difícil de diferir.
  • Urgincontinencia o Incontinencia de Urgencia: es la pérdida involuntaria de orina acompañada o inmediatamente precedida de urgencia.
  • Dolor vesical: sentido en posición retro o suprapúbica, usualmente aumenta con el llene de la vejiga y puede mantenerse luego de su vaciamiento.

Síntomas Obstructivos

  • Disminución del calibre y fuerza del chorro miccional: referido por el paciente como la percepción de esta situación, usualmente comparado con su desempeño previo o en comparación a otros.
  • Chorro “partido” o en “regadera”: se define cuando aparece más de un chorro único durante el acto de orinar.
  • Chorro intermitente o intermitencia: es el término usado para describir el chorro que se detiene y recomienza en una o más ocasiones durante la micción.
  • Latencia: referido por el paciente como la dificultad en iniciar la micción, lo que resulta en una pausa en el inicio del vaciamiento después que se siente listo para orinar.
  • Tenesmo vesical: describe el esfuerzo muscular para iniciar, mantener o mejorar el chorro urinario.
  • Sensación de vaciamiento incompleto: término autoexplicativo referente a la sensación del paciente después de terminar de orinar.
  • Goteo terminal: usado cuando el paciente describe una prolongación de la parte final de la micción, cuando el flujo ha disminuido hasta convertirse en un pequeño chorro o goteo. Debe diferenciarse del Goteo postmiccional en el cual se presenta la pérdida involuntaria de orina en forma de gotas inmediatamente después de haber terminado de orinar.
  • Incontinencia urinaria: dada por la incontinencia por rebosamiento en pacientes con obstrucción urinaria baja.
  • Retención aguda de orina (RAO): definida como una vejiga dolorosa, palpable en un paciente con incapacidad de orinar en forma espontánea.

Para objetivar la presencia de síntomas urinarios debidos a patología prostática, la Asociación Americana de Urología diseñó una escala de síntomas urinarios prostáticos que permite comparar el puntaje de un paciente con parámetros normales y evaluar la respuesta sintomática a un tratamiento médico o quirúrgico. (Bajar archivo pdf)

Exámenes Diagnósticos

Dentro de los estudios que orientan al diagnóstico de los síntomas producidos por la hiperplasia prostática benigna se encuentran los siguientes:

EXAMEN FÍSICO Y TACTO RECTAL

Imagen Próstata

El examen físico urológico se enfoca principalmente a la evaluación del abdomen, los genitales y el tacto rectal. El tacto rectal entrega información respecto al tamaño y la consistencia de la próstata, así como del tono del esfínter anal, pudiendo evidenciarse la presencia de nódulos en el caso de pacientes con cáncer de próstata palpable.

EXAMEN DE ORINA

Imagen Próstata

El examen de orina completa permite evaluar la presencia de sangre, glóbulos blancos, cristales, pigmentos, azúcar, y otros elementos sugerentes de enfermedades del aparato urinario. El examen de urocultivo sirve para evidenciar la presencia de una infección urinaria.

CISTOSCOPIA

Imagen Próstata

La cistoscopia es un examen que se realiza en forma ambulatoria y que consiste en la visualización directa de la uretra, la próstata y la vejiga a través de una cámara rígida o flexible, permitiendo evaluar la presencia de obstrucción, cálculos o tumores de la vía urinaria baja.

UROFLUJOMETRÍA

Imagen Próstata

A través de la medición de la velocidad del flujo urinario, se puede obtener información relevante en relación al grado de obstrucción del tracto urinario de un determinado paciente. El examen consiste en orinar en un recipiente, el cual se encuentra conectado a un equipo que genera una curva de flujo y detalla algunos parámetros como el flujo máximo, el flujo promedio, el tiempo de flujo y el volumen de orina. Este examen se utiliza tanto para el diagnostico como para el seguimiento de pacientes con obstrucción urinaria que se encuentran en tratamiento.

ECOTOMOGRAFÍA RENAL Y PELVIANA

Imagen Próstata

La ecografía es un examen de imágenes que permite evaluar tanto la vía urinaria alta y baja, entregando importante información anatómica y en algún grado información funcional de acuerdo a la medición del residuo vesical posterior al vaciamiento de la vejiga. Dentro de sus principales ventajas se encuentra el hecho de ser un examen de fácil acceso, rápido, y no invasivo, presentando la desventaja de ser muy dependiente de la experiencia del operador que la realiza.

EXÁMENES DE SANGRE

Imagen Próstata

Por lo general dentro de los exámenes de sangre que se solicitan se encuentran aquellos que reflejan la función de los riñones (creatinina, nitrógeno ureico) y el examen de glicemia en ayunas para descartar que los síntomas urinarios no sean resultado de una diabetes. Además, dentro de los exámenes de sangre, se solicita el examen de Antígeno Prostático Específico (A.P.E.) (LINK), que constituye el marcador tumoral del cáncer prostático, permitiendo determinar el riesgo de un paciente de presentar esta enfermedad. De existir una sospecha clínica, el diagnóstico de cáncer prostático deberá confirmarse o descartarse a través de una biopsia prostática. (LINK)

ESTUDIO URODINÁMICO

El estudio urodinámico es un estudio funcional que consiste en la introducción de un pequeño catéter en la vejiga y otro en el recto que permiten obtener datos relacionados con los fenómenos que ocurren durante la micción en sus dos fases: el llenado y el vaciamiento. Este estudio intenta reproducir durante su realización los síntomas o anormalidades relatadas por el paciente permitiendo efectuar un tratamiento eficaz en base a los datos obtenidos.